Que pasó con G2A en Argentina ?


G2A es una página de ventas de juegos digitales establecida en Europa desde hace tiempo. Su esquema de ventas es el de MarketPlace, o sea donde vendedores externos publican sus ofertas. Pero a diferencia de Mercadolibre o Ebay nunca se tiene contacto directo con el vendedor ni tampoco es posible identificarlo en los listados para volver a comprarle en el futuro.
No se tienen apodos, ni tampoco hay un espacio para preguntas. En caso de inconvenientes post-compra las disputas se conducen a través del equipo de G2A que actúa como intermediario. Sugieren por otro lado, pagar un seguro llamado G2AShield de 1 euro por cada compra, lo que garantiza una resolución favorable en caso de problemas.
G2A no había tenido gran repercusión en el escenario gamer argentino hasta que el pasado 21 de Julio se habilitó la opción de pagar con Rapipago, Pagofacil y Bapro utilizando la pasarela PayU Latam (ex DineroMail).

Rápidamente se popularizó en las redes sociales el hecho de que pagando por alguno de estos puntos de cobro el precio resultante no incluía la percepción del 35% obligatoria para cualquier compra realizada en un sitio fuera de Argentina.

A modo de ejemplo, el 28 de Julio la compra de dos  Gift card de U$35 (total 70 dólares) costaba $AR710,02  incluyendo el 6% de fee  (sin G2AShield).
Pero si hoy intentamos esa misma compra el cupón de Rapipago resultante es por el valor total de $AR 1261,28 . Compuesto por $AR756,27 + $AR505,01 esto ultimo en concepto de fees.
Es evidente que ahora además de la percepción del 35% y el fee del 6% se están incluyendo otros costos adicionales. Aunque no hay una explicación oficial suponemos que además se ha incorporado el 21% de IVA y un 4 % de IIBB que normalmente se aplican a las ventas en el territorio nacional. De esta manera el total resulta del orden del 66% que coincide con los valores del ejemplo.

En el caso de pagar con tarjeta de crédito internacional (VISA, Amex o Master) el 35% es cobrado por el banco emisor de la tarjeta de crédito. Cuando cierra el resumen de la tarjeta, el banco informa a la AFIP y dicho monto queda acreditado en el CUIT del titular de la tarjeta. Quien podrá solicitar su reintegro realizando un trámite (complicado) o bien directamente aplicarlo al pago anual de ganancias (trámite muy simple).
Por otro lado al pagar con cupón de Rapipago, Pagofacil o Bapro dado que a menos por el momento, el comprador no es identificado mediante su CUIT no hay manera alguna de recuperar o aplicar a ganancias ese 35%.

Está claro se trataba de un error involuntario en el proceso de generación del cupón o desconocimiento de las normas impositivas vigentes, lo cual ahora se ha corregido. Por tal motivo los encendidos reclamos de usuarios para volver a la condición de precios anterior lamentablemente no tiene ninguna posibilidad de prosperar.